Publicado: 14 de Septiembre de 2017

Los huertos urbanos no solo proporcionan frutas, verduras y hortalizas a la persona que los cultiva, también tienen numerosos beneficios sociales y ambientales.

Los huertos urbanos pueden ser una buena propuesta de integración social en localidades y municipios. Además, otro de los beneficios más destacados que tiene el huerto urbano es la educación en el ámbito de la alimentación de los más pequeños de la casa. Y es que niños que antes no comían frutas o verduras han comenzado a hacerlo tras participar en el cuidado de un huerto urbano. 

En cuanto a los beneficios sociales, el huerto urbano ayuda al crecimiento de espacios verdes en nuestras ciudades y reduce considerablemente la contaminación urbana.